Cúrcuma y cáncer de mama

La cúrcuma tiene un pigmento amarillo llamado curcumina. Numerosos estudios han demostrado que la curcumina ejerce efectos antitumorales, suprimiendo la proliferación celular e induciendo apoptosis o muerte celular fisiológica.

El efecto antiproliferativo de la curcumina se atribuye a su capacidad de regular la proteina quinasa, el ciclo celular y los factores de transcripción.

La curcumina también afecta a los telómeros. Las células cancerígenas tienen la habilidad de prolongar sus telómeros. Se ha demostrado que la curcumina puede inhibir la capacidad de prolongar los telómeros en las células de leucemia humanas.

La curcumina ha demostrado efectos antitumorales en el cáncer de mama HER2+. Puede inducir la muerte celular en las células tumorales del cáncer de mama induciendo cambios en el potencial de la membrana celular.

Las células madre tumorales es una de las principales causas de que un tumor tenga una recidiva tras el tratamiento. Las células madre tumorales son las responsables de la resistencia a la quimioterapia tras un tiempo de tratamiento, por lo tanto, la investigación para desarrollar enfoques que permitan la destrucción de las células madre tumorales es de suma importancia. La curcumina ha demostrado su capacidad de eliminar las células madre tumorales, además de aumentar la eficacia de la quimioterapia en el tratamiento del cáncer de mama.

La curcumina puede mejorar el efecto terapéutico de los tratamientos actuales para el cáncer de mama, aumentando la sensibilidad de las células del cáncer de mama a la quimioterapia.

El gen p53 es un gen capaz de detectar y reparar ADN dañado. También tiene la capacidad de provocar la muerte celular evitando de esta manera el desarrollo de tumores. La mutación de este gen supone un aumento de la probabilidad de padecer cáncer, ya que da como resultado la pérdida total o parcial de su función. La mutación de p53 está presente en el 30% de los tumores de mama. La importancia de regular este gen ha hecho que los investigadores concentren sus esfuerzos en desarrollar una inmunoterapia capaz de regularlo.

La curcumina ha demostrado su capacidad de inducir muerte celular mediante la activación y regulación del gen p53. Las células tumorales que expresan niveles altos del gen p53 mutado son los más sensibles al tratamiento con curcumina.

 

Estudios científicos sobre la curcumina en el tratamiento del cáncer de mama

  • Song, X., Zhang, M. et al (2019). Molecular targets of curcumin in breast cancer (Review). Molecular Medicine Reports, 19, 23-29. doi.org/10.3892/mmr.2018.9665.
  • Talib WH, Al-Hadid SA et al (2018). Role of curcumin in regulating p53 in breast cancer: an overview of the mechanism of action. Breast Cancer (Dove Med Press). doi: 10.2147/BCTT.S167812.
  • Liu, Hui-Tien & Ho, Yuan-Soon. (2018). Anticancer effect of curcumin on breast cancer and stem cells. Food Science and Human Wellness. 7. 10.1016/j.fshw.2018.06.001.
  • Deng YI, Verron E, Rohanizadeh R (2016). Molecular Mechanisms of Anti-metastatic Activity of Curcumin. Anticancer Res. 2016 Nov;36(11):5639-5647.

 

 

Related Posts