Cáncer de próstata

Cáncer de Próstata tratamiento natural

El tratamiento complementario para el cáncer de próstata va dirigido en primer lugar a minimizar los efectos secundarios de la radioterapia externa ya que tiene efectos secundarios tardíos que aparecen tiempo después de finalizar el tratamiento con radioterapia. Los más frecuentes son a nivel digestivo (estreñimiento y/o hemorragias) y urinario (deseo frecuente de orinar). Es posible erradicar la radiactividad residual posterior con antioxidantes orales y la vitamina c endovenosa a altas dosis, evitando así los efectos secundarios tardíos de la radioterapia externa.

En los casos que precisan tratamiento con quimioterapia, el enfoque va dirigido a minimizar los efectos secundarios para que sea mejor tolerada y puedan completarse los ciclos del protocolo sin interrupción. Es importante el control de la inmunidad mediante el recuento de leucocitos, ya que si el recuento es menor de 3000, se pospone la quimioterapia hasta que alcanza estos niveles. Por otro lado, el sistema inmune es importante en el control del crecimiento tumoral y una vez finalizados los ciclos de quimioterapia debemos intentar recuperar los valores normales de leucocitos en el mínimo de tiempo posible. 

Alimentación para el cáncer de próstata

La dieta juega un papel muy importante para eliminar la toxicidad de los tratamientos y mejorar la calidad de vida.  El cáncer de próstata utiliza distintas rutas metabólicas para obtener la energia y nutrientes necesarios para su crecimiento. Esas rutas metabólicas varían según el tipo de cáncer y el estadio. 

Es importante personalizar la dieta del paciente según el tipo de cáncer de próstata el estadio y los niveles de marcadores tumorales

Plantas medicinales para el cancer de próstata

Existen fórmulas de plantas chinas que potencian el sistema inmune. La vitamina c endovenosa también ayuda a recuperar el sistema inmunológico. Los efectos secundarios tales como nauseas, vómitos, cansancio pueden mejorar con fórmulas precisas de plantas chinas destinadas a fortalecer el sistema digestivo conjuntamente con acupuntura.

Por otro lado, también disponemos de fórmulas chinas específicas para evitar las recidivas en el cáncer de próstata que se utilizan junto a la hormonoterapia en hospitales de China con muy buenos resultados. Varios estudios con la planta china Salvia miltiorrhiza Radix han demostrado su efecto antitumoral en el cáncer de próstata:

 

 

El 99% de los cánceres de próstata se desarrollan sobre células gandulares.

El término médico del cáncer que se origina en las células glandulares se denomina adenocarcinoma.

Normalmente cuando nos hablamos de cáncer de prostata, nos referimos al adenocarcinoma de próstata, ya que otros tipos de cáncer en la glándula prostático son muy poco frecuentes.

Es raro encontrar carcinoma de células pequeñas, sarcomas, carcinoma de células transicionales, carcinomas epidermoides o escamosos. El cáncer de vejiga, colon, pulmón, melanoma, linfoma y otras neoplasias pueden dar lugar a metástasis en la próstata.

El cáncer de próstata también se clasifica por grados llamados puntuación de Gleason. Esta puntuación se basa en la medida en la que las células cancerosas se asemejan a las células del tejido sano prostático al obserbarlo bajo un microscopio. Los tumores menos agresivos, por lo general, tienen un aspecto más parecido al del tejido sano. Los tumores que son más agresivos tienen un asècto menos parecido al tejido sano y tienen más probabilidades de crecer y diseminarse a otras partes del cuerpo.

La puntuación Gleason clásifica el cáncer de próstata de la siguiente forma:

  • Gleason 6 o inferior: las células están bien diferenciadas, lo cual significa que tienen un aspecto similar a las células sanas.
  • Gleason 7: las células están moderadamente diferenciadas, lo cual significa que tienen un aspecto algo similar a las células sanas.
  • Gleason 8, 9 o 10: las células están poco diferenciadas o no diferenciadas, lo que significa que tienen un aspecto muy diferente a las células sanas.

Existen 4 categorías de grupos de riesgo que se clasifica segçun el nivel de PSA, el tamaño de la próstata, la puntuación Gleason y el estadio del cáncer. Conforme más bajo sea su riesgo, más baja será la probabilidad de que el cáncer de próstata crezca y se disemine.

  • Riesgo muy bajo. El tumor no puede palparse con un tacto resctal y no se visualiza durante las pruebas de imagen, pero se detectó mediante biopsia con aguja.  El PSA es menor a 10 ng/ml. La puntuación de Gleason es de 6 o menos.
  • Riesgo bajo. El tumor se clasifica como T1a, T1b, T1c o T2a.  El PSA es menor a 10 ng/ml. La puntuación de Gleason es de 6 o menos.
  • Riesgo intermedio. El tumor tiene 2 o más de estas características:
    • Se clasifica como T2b o T2c.
    • El PSA se encuentra entre 10 y 20 ng/ml.
    • Tiene una puntuación de Gleason de 7.
  • Riesgo alto. El tumor tiene 2 o más de estas características:
    • Se clasifica como T3a.
    • El nivel de PSA es superior a 20 ng/ml.
    • Tiene una puntuación de Gleason de entre 8 y 10.
  • Riesgo muy alto. El tumor se clasifica como T3b o T4. El grado histológico es 5 para el patrón principal de crecimiento celular o más de 4 biopsias profundas han indicado puntuaciones de Gleason de entre 8 y 10.

Estadio I

Tumores pequeños dentro de la próstata (T1 o T2a) con puntuación Gleason <6 y niveles de PSA <10.

  • En hombres de edad avanzada y que no presenten síntomas se recomienda observación activa con controles periódicos.
  • En hombres más jóvenes o que presentan síntomas se indica prostatéctomia radical o la radioterapia.

Estadio II

Cuando el tumor es más grande pero se encuentra en la glándula prostática (estadios T2b y T2c), con niveles de PSA y puntuación Gleason más alta se recomienda alguno de los siguientes tratamientos:

  • Prostatectomía radical
  • Radioterapia externa
  • Braquiterapia (Radioterapia selectiva sobre la próstata)
  • Braquiterapia y radioterapia externa combinada

La radioterapia puede combinarse con terapia hormonal si existe riesgo de recurrencia. El riesgo se valora por los niveles de PSA y la puntuación de Gleason.

Estadio III

El cáncer ha infiltrado más allá de la capa externa de la próstata hacia los tejidos adyacentes, pero no han alcanzado la vejiga o el recto (T3). No hay extensión hacia los ganglios linfáticos ni a órganos distantes. Este estadio tiene más riesgo de recurrencia después del tratamiento.

Se recomienda alguno de los siguientes tratamientos:

  • Radiación externa más terapia hormonal
  • Radiación externa más braquiterapia
  • Prostatectomía radical + radioterapia

Estadio IV

El cáncer se ha extendido alcanzando la vejiga o el recto (T4) u órganos distantes como los huesos. El objetivo del tratamiento es mantener el cáncer bajo control el máximo de tiempo y con la mejor calidad de vida posible.

Las opciones de tratamiento son las siguientes:

  • Terapia hormonal con quimioterapia.
  • Radioterapia externa más braquiterapia. Terapia hormonal
  • Cirugía para aliviar los síntomas

Tratamiento para las metástasis en huesos: Denosumab, radioterapia externa dirigida al hueso o radiofármacos (estroncio-89, samario-153 o radio 223).