Equilibrio ácido-base y cáncer

Dieta alcalina y cáncer

El pH fisiológico se encuentra entre 7,35 - 7,45. La sangre es el líquido orgánico donde el pH debe tener siempre el pH fisiológico, de otra forma pondría en peligro nuestra vida. En cambio el resto de fluidos de nuestro organismo puede tener variaciones de pH.

La dieta occidental, el estrés, la falta de ejercicio tienden a la acidificación del organismo.

Los niveles de oxígeno aumentan en relación al pH. Es decir, si el pH disminuye (acidificación), los niveles de oxígeno también disminuyen.

Las células cancerosas tienen un ambiente extremadamente ácido y con niveles de oxígeno bajos, por lo tanto alcalinizar el cuerpo es otra herramienta más que se utiliza para frenar el crecimiento tumoral en Oncología Integrativa.

La alcalinización se realiza a través de modificar la dieta y con suplementos ortomoleculares. El control del pH se realiza mediante medición en orina.