Sobre la Oncología Integrativa

La Oncología Integrativa combina los conocimientos de la oncología oficial con aquellos conocimientos de medicinas tradicionales y complementarias con probada evidencia científica. La selección de los tratamientos se realiza buscando fundamentos científicos satisfactorios. 

Existe evidencia científica sobre los beneficios de la acupuntura y la fitoterapia para paliar los síntomas de los efectos secundarios de la quimioterapia y radioterapia. Gracias a la combinación de ambos tipos de tratamiento se tolera mejor los ciclos de quimioterapia sin necesidad de su interrupción por disminución de la inmunidad o por graves efectos secundarios.

Existen estudios científicos que ponen en evidencia el efecto antitumoral de ciertas plantas chinas. De hecho, el Taxol (Paclitaxel), utilizado en los protocolos de quimioterapia para el cáncer de mama, es un compuesto de la corteza del árbol Taxus Brevifolia. Se ha estudiado el efecto antitumoral de fórmulas de plantas chinas que utilizadas conjuntamente potencian su acción entre ellas y esto permite obtener mejores resultados cuando se utiliza de forma conjunta con la quimioterapia. No obstante desde la Oncología Integrativa recomendamos siempre interrumpir los tratamientos integrativos 48 horas antes y después de la administración de la quimioterapia para no interferir en el efecto citotóxico hasta que se haya eliminado en sangre.

Desde la visión de la Oncología Integrativa consideramos de especial importancia la relación entre la célula tumoral y el espacio extracelular. Se ha demostrado científicamente que cuando modificamos las condiciones del espacio extracelular, se modifica el comportamiento de las células tumorales. No es suficiente atacar la célula tumoral, también es necesario nutrir, desintoxicar oxigenar y normalizar el ph del espacio extracelular para que una vez acabados los ciclos de tratamiento de quimioterapia y radioterapia, el cuerpo se encuentre en el estado más óptimo para  evitar las recidivas tumorales.
 
Desde la Oncología Integrativa, consideramos de extrema importancia potenciar el sistema inmunitario, básico para el control del crecimiento tumoral como también se ha demostrado científicamente.  Con los tratamientos de quimioterapia la inmunidad queda muy afectada, por lo tanto es fundamental intentar recuperarla lo más rápidamente posible. La  Oncología Integrativa utiliza fitoterapia, acupuntura, medicina ortomolecular (vitaminas, minerales, aminoácidos, coenzimas y probióticos), y nutrición, entre otros. También se considera fundamental normalizar los niveles en sangre de hormonas relacionadas con el estrés, ya que se ha comprobado que algunos tumores tienen receptores para la adrenalina en sus membranas y al interaccionar la adrenalina con estos receptores incrementa el crecimiento de las células tumorales y su capacidad para producir metástasis. Por ello en oncología integrativa se le concede mucha importancia a las técnicas mente-cuerpo como el yoga o la meditación y la acupuntura para regular el estrés.
 
En EEUU hospitales de reconocido prestigio en oncología cuentan con un departamento de Oncología Integrativa, como Sloan Kettering Cancer Center, y MD Cáncer Anderson Center, entre otros.