Dolor cervical

El dolor cervical tiene como causa principal la contractura sostenida de los musculos del cuello, siendo el estres y las posturas incorrectas los principales desencadenantes.

Es frecuente tener episodios agudos de dolor seguidos por temporadas con ligeras molestias. El problema de base es el estado de la musculatura posterior del cuello, siendo el músculo más afectado el trapecio, seguido del supraespinoso.

El dolor en muchas ocasiones puede irradiar por la parte lateral de la cabeza hasta alcanzar la sien y ser causa de cefalea.

El dolor cervical de origen miofascial tiene facil solución mediante la insercción de agujas de acupuntura en los puntos gatillo de los músculos afectados, conjuntamente con rehabilitación postural y ejercicios de movilización de los músculos del cuello.